Compasión y solidaridad son dos bellas palabras que sólo adquieren significado cuando se transforman en acciones concretas. Y, al mismo tiempo, cuando se aplican a iniciativas como Cocina Conciencia, se quedan cortas para describir los valores que se han puesto en juego en la acción.

En un artículo anterior, hablamos sobre uno de los proyectos que se caracterizan por su compromiso social: Specialisterne. Cocina Conciencia es igualmente un proyecto extraordinario en el que se da una conjunción de variables difíciles de conseguir. Tiene todos los componentes de un relato con final feliz. Alguien se atrevió a soñar que los mejores chefs de nuestra geografía podían acoger, formar y cuidar a jóvenes con un presente problemático y en peligro de expulsión, y ofrecerles una oportunidad de gestar un futuro, una profesión, integrándoles en sus equipos y dándoles apoyo y formación.

Cocina conciencia es una iniciativa sobresaliente por el proceso, por los resultados, por los protagonistas, por las personas que han sido capaces de ir desbloqueando las dificultades, ideando posibilidades y aportando realidades.

Está pilotado por la  Fundación Raíces , una entidad sin ánimo de lucro, solidaria, que nace de la experiencia de varios años de un movimiento social solidario con niños, adolescentes y jóvenes, españoles e inmigrantes, que se encuentran en situación de desigualdad o riesgo de exclusión social.

Cocina Conciencia es un proyecto que promueve la integración social y laboral de jóvenes sin referentes adultos y en situación de vulnerabilidad, pero con una peculiaridad,  lo hace en el mundo de la restauración, de la mano de reconocidos cocineros con los que establecen verdaderos vínculos humanos que les sirven de guía y referente estable, convirtiéndose dicha vinculación en agente de un cambio social genuino y solido a corto, medio y largo plazo. Ofrecen a los chicos la oportunidad de acceder al mundo laboral, mediante un puesto de trabajo en cocina o sala y enseñándoles el oficio.

Colaboran entre otros los chefs: Andoni Luis Aduriz, Ramón Freixa, Paco Pérez, Javier Muñoz-Calero, Albert Adrià, Quique Dacosta, Marc Gascons, Enrique Valenti, Sacha Hormaechea y Pedro Muñagorri.

Así pues, el proyecto se centra en unos objetivos muy concretos:

  • La contratación e integración laboral de menores y jóvenes en desventaja social a través del sector gastronómico.
  • Formar y dotar a jóvenes de una profesión.
  • Fomentar las capacidades de empleabilidad y el desarrollo personal.
  • Dotar de autonomía e independencia económica.
  • Crear de vínculos humanos entre profesionales, los cocineros, y los jóvenes sin referentes adultos
  • Mantener un trabajo de coordinación permanente con los diferentes profesionales en el ámbito de la formación y atención a jóvenes en riesgo de exclusión y sensibilización de la sociedad.

Es un proyecto de los que cambian el mundo.

Os invitamos a conocer con más profundidad este y otros proyectos en nuestra revista digital para iPhone y iPad.  Descargar revista digital To Set Outl

 

Deja una Respuesta